Lo tenían preso durante años con un chaleco de tortura. Cuando se lo quitaron lo que hizo no tiene precio

Loading...

La osa a la que llamaron Caesar, es una de los tantos osos que viven en condiciones deplorables. Muchos describen su estilo de vida como un infierno en la tierra. Dicho animal vivía en una granja de china donde se la obligaba a recolectar ingredientes para la medicina tradicional china.

Lo cierto es que, lo que vivió puede herir la sensibilidad de algunos. En la granja, se obligaba al animal a abastecer la demanda de bilis, que extraían de su vesícula biliar.

Los abusadores le extraían la sustancia las 24 horas del día y le colocaron un chaleco de metal restrictivo. Además de eso, la tenían encerrada en una pequeña habitación donde apenas se podía mover. Esto hacía que la osa, aun siendo un animal, sufriera mucho.

Sin embargo, cuando todo parecía acabarse para el animal, la esperanza la invadió. Ciertos defensores de los animales salieron a su rescate y tuvieron éxito en su operación. A partir de ese momento, las cosas comenzaron a mejorar en la vida de la osa.

La osa es rescatada

Al igual que una gran cantidad de osos en china, Caesar creció en un lugar que muchos describen como el infierno en la tierra. La osa vivía en una pequeña habitación que casi no la dejaba moverse y usaba una especie de chaleco de tortura. Pero para empeorar su situación, la osa tenía una herida abierta en uno de sus costados. A dicho animal lo obligaban a donar su bilis, que era extraído de su vesícula biliar. El objetivo de los granjeros era preparar fórmulas de medicina tradicional de China.

“Esta granja de bilis torturó de una forma inimaginable a esta pobre osa” – comentó el representante publico Animals Asia, organización que rescató a dicho animal. Las condiciones de vida en las que vivía la osa la hacían sufrir muchísimo. De hecho, sus rescatistas estaban sorprendidos por la forma en que había sobrevivido en animal.

Aunque la osa tenía un pasado muy oscuro, las cosas empezaron a cambiar a partir del año 2004. Fue para ese año cuando los rescatistas de Animals Asia decidieron salvarla de su tortura. “Cuando la hallamos, la osa estaba frustrada, triste y gravemente herida” – comentó Animals Asia. Sin embargo, gracias a la pronta acción de la organización, hoy la osa recibe la atención, cuidados y amor que merece y necesita.

Loading...

Ella no es la única en esta situación

Gracias a la labor de esta organización, la osa se ha vuelto un animal fuerte, imponente, majestuoso y hermoso. De hecho, hasta su pelaje ha cambiado, haciéndola lucir espectacular. “Es cierto que las cicatrices de Caesar todavía no desparecen. Sin embargo, hoy es una osa sumamente hermosa. Con un peso de unos 271 Kg, es toda músculos” añadió la organización. Sus actividades preferidas son nadar, tomar el sol y cavar, especialmente en temporadas frescas como otoño.

La historia de esta osa termina con un final feliz. Sin embargo, no debemos olvidar que todavía hay muchos animales sufriendo y siendo maltratados. Solo en china, se dice que la cantidad de osos encerrados asciende a los 10,000. Esperamos que la historia de Caesar sirva de inspiración para muchos otros. Especialmente, deseamos que llame la atención de las autoridades para que las impulse a actuar a favor de los animales.

Todos estamos de acuerdo en que ningún animal merece ser maltratado ni torturado como Caesar. Esto es un abuso animal que merece ser penado con todo el peso de la ley. Si quieres aportar tu grano de arena a favor de esta lucha, puedes hacer una donación a Animals Asia. Otra manera de ayudar es compartiendo este artículo en tus redes sociales para que otros reflexionen.

Leave your vote

0 points

Upvote
Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

Loading...
Loading...

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *