Familia convive con colmena de abejas hace 12 años

Loading...

 

La visión de una única abeja zumbando alrededor es suficiente para espantar a mucha gente, sin embargo, una familia china ha estado viviendo con una colmena entera en su sala de estar por 12 años. Incluso recogen la miel que produce, y la venden para obtener un pequeño ingreso.

Loading...

¿Recuerdan el BEEcosystem, esa colmena observacional que permite mantener a las abejas dentro de tu casa como mascotas? Bueno, resulta que no hace falta. Podés dejar que las abejas construyan su propia colmena en tus muebles y dejarlas volar libremente. Suena loco, pero una familia en China es una prueba de que puede hacerse, y no sólo por unos días o semanas, sino por más de una década. Un video de Pear que recientemente se volvió viral muestra una casa en Gunagnan, China, donde las abejas han estado viviendo dentro de los muebles de madera durante 12 años. El propietario, Yongfu Li, dice que simplemente vinieron en un día y comenzaron a construir su colmena. Hubo una boda ese día en la familia, y él vio la llegada de las abejas como un buen augurio, así que en lugar de echarlas, el hombre les permitió construir un hogar dentro de su living. “El día que estas abejas vinieron fue un gran día (la boda), creo que sabían que era un gran día”, cuenta Li. “Los maestros del Fengshui dijeron que vinieron a trabajar para mí”. Tomándose a pecho la interpretación fengshui, Yongfu Li dejó que las abejas construyeran su colmena y comenzó a recoger la miel que producen tres veces al año. El hombre termina con alrededor de 5 kg de miel cada vez, que luego vende, recaudando un total de USD 450 al año. No es un mal negocio, sacando la parte de tener que compartir tu casa con cientos de abejas. Li ha estado compartiendo su casa con la colonia de abejas durante 12 años, y aunque el video no menciona ningún ataque, creemos que es justo suponer que el hombre y su familia han sido picados alguna que otra vez durante ese tiempo.

Relacionado

Loading...
Loading...

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *