Emotivo encuentra del Papa con las víctimas de Colombia

Loading...

Villavicencio, Colombia

El papa Francisco pondrá a las víctimas del conflicto armado en el centro del mensaje de reconciliación que enviará este viernes desde Colombia.

El pontífice tendrá este viernes la cita más importante de su visita de cinco días al país: una gran oración por la paz en la ciudad de Villavicencio (centro), la capital de una región que fue escenario de brutales choques en el marco del conflicto armado de más de medio siglo.

Antes de abordar el avión en Bogotá, Francisco pidió ante un grupo de militares una oración “en silencio por todos los caídos y por todos los que quedaron heridos” en el conflicto.

“Gracias, y ojalá puedan ver consolidada la paz en este país, que se lo merecen”, dijo.

El obispo de Roma, que pidió a los colombianos huir de la venganza y el odio, apoyó decididamente el acuerdo de paz firmado en 2016 entre el gobierno de Juan Manuel Santos y las comunistas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

En una carta abierta, Timochenko, jefe máximo de las FARC, ahora convertidas en partido político, le suplicó al pontífice “su perdón por cualquier lágrima o dolor que hayamos ocasionado al pueblo de Colombia o a uno de sus integrantes”.

Loading...

El pontífice argentino dirigirá en Villacencio la segunda misa al aire libre, tras haber congregado a cientos de miles de personas el jueves en Bogotá.

El pontífice envió a los colombianos un mensaje de perdón y reconciliación.

Luego se dirigirá y escuchará las voces de indígenas, negros y campesinos, así como de exguerrilleros y agentes estatales enfrentados por décadas.

Una imagen del mutilado Cristo de Bojayá será llevado al encuentro con el papa.

La figura religiosa, sin brazos ni piernas, quedó semidestruida por un artefacto explosivo lanzado por guerrilleros contra una iglesia donde se refugiaba una comunidad negra en medio de un combate entre las FARC y paramilitares en 2002: 79 personas murieron.

En Villavicencio, Francisco sembrará un árbol como símbolo de la paz y beatificará al obispo Jesús Emilio Jaramillo y al sacerdote Pedro María Ramírez, muertos en diferentes circunstancias de la violencia política colombiana.

Se prevé que en algunos actos haya excombatientes de las FARC, que fue la principal guerrilla de América y que ahora convertida en partido político envió un saludo “efusivo” al pontífice por su visita.

Loading...
Loading...

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *