Aprende a obtener lo mejor de tu relación

Loading...

¿Sientes que las cosas nunca salen bien? ¿O que nunca puedes conseguir que tu pareja te escuche? A continuación, te presentamos formas que puedes usar para darle solución a tus problemas

Ser honesto es lo mejor que uno puede ser. Siendo totalmente sinceros, hablen acerca de lo que quieren y esperan en su relación. Si ambas partes son adultos maduros, sensibles y abiertos a las críticas constructivas, hablar dará resultados, siempre y cuando se haga de una manera tranquila y no en confrontación. Aunque si tu pareja es del tipo que se comporta infantilmente y se pone de mal humor ante la crítica, entonces la situación necesita ser manejada de manera totalmente diferente. Sin embargo, para las relaciones equilibradas entre adultos maduros, este es el enfoque más sencillo.

En lugar de usar frases como: “nunca me ayudas con las tareas”, o “¿por qué nunca me escuchas” y otras frases usuales que la mayoría de personas usan para quejarse sobre su pareja. Usa frases positivas como: “¿puedes ayudar con las tareas más a menudo?”, o “¿por favor me ayudas con [inserta tarea]?”. Cuando utilizas comentarios negativos das a entender que tu pareja nunca hace nada, y eso sólo causa resentimiento y una aversión aún más para ayudar. Por el contrario, cuando aprecias sus esfuerzos, lo haces más propenso a querer hacer más.

Loading...

Cada vez que alguien recompensa o aprecia algo que una persona hizo, envía una ráfaga de endorfinas al cerebro y la hace más propensa a hacerlo de nuevo. Esto es el enfoque de la zanahoria y el palo, que se ha utilizado ampliamente en animales y los estudios muestran que funciona en los seres humanos también. Así que alaba a tu pareja cada vez que haga algo que te gusta, y lo encontrarás luchando para complacerte y ganar tu aprecio.

Jamás digas la típica frase de: “haz esto o terminamos”. En el momento en que empiezas a hacer valer el dominio sobre tu pareja a través de un ultimátum, la relación comienza a deteriorarse. A nadie le gusta ser mandado. Una parte esencial del respeto a tu pareja y la relación, consiste en no forzarlo a elegir entre tú y algo que debería hacer. Si tu pareja tiene problemas en hacer algo, respeta sus límites y no trates de manejarlo a tu voluntad.

Evita usar este enfoque ya que al ponerte de mal humor cada vez que tu pareja no hace algo que querías, creas resentimiento en ambos lados. En lugar de eso, recuérdale sin regañar, que le pediste algo y luego deja que lo haga. Dejar que tu ira se refleje sólo servirá para empeorar las cosas. Actuar como mártir, o simplemente hacer el trabajo tú misma no ayudará tampoco. Mantén un enfoque tranquilo, positivo a las cosas, y no te molestes demasiado por los pequeños detalles.

Como puedes ver, obtener lo que deseas y necesitas en cualquier relación, ya sea con tus padres, tu pareja o tus hijos no es tan difícil como parece. Siempre que tus demandas sean válidas. Sigue los pasos que se indican arriba, mantén una actitud positiva y mucho respeto y verás la facilidad con la que obtendrás lo que quieres.

Loading...
Loading...

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *