A veces, necesitas llorar para eliminar la frustración que sientes

Loading...

Vivo una vida sencilla. Voy a trabajar, me reúno con amigos, y disfruto de mis aficiones. Todos los días me esfuerzo por ser feliz porque para mí, el éxito es la felicidad. La felicidad es el éxito.

Y todos los días fallo. Bueno, no estoy exactamente infeliz, porque la vida es así. Siento placer en muchas cosas que hago. Por otra parte, no estoy tan feliz como espero ser.

A menudo, pienso en lo lejos que habría llegado si fuera menos insegura y más confiada. Me pregunto qué habría logrado si perseguía más mis intereses. Me pregunto por qué otras personas tienen más talentos y oportunidades a su manera. Es agotador y deprimente, pero no puedo evitarlo.

Loading...

Y cuando todo cuesta, termino llorando en la oscuridad. Lloro, pero permanezco en silencio, temiendo que alguien sepa y piense que soy patética y lamentable. Porque ¿por qué debería estar entretenida en estos pensamientos? También me pregunto cosas que luego terminan en mi charco de lágrimas.

Yo en serio no lo sé.

Lo que sé es que estoy destinada a cosas más grandes, pero estoy atascada en lo que tengo que hacer. ¿Dónde debo comenzar y cómo? Sólo me asusta que tal vez todavía estaré en esta rutina para los días, semanas, meses y años por venir.

Así que, por ahora, solo voy a desahogarme. Necesito botar toda esta frustración a través del llanto. Y seguiré con la vida y me esforzaré por hallar felicidad de nuevo, no importa lo desorientada que esté. Empezaré por lo que me gusta hacer, por descubrir nuevas cosas, lugares, actividades, personas y hallaré la felicidad cada día.

Loading...
Loading...

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *