4 historias terroríficas de gemelos que la iglesia ocultó por años

Loading...

4. James Lewis y James Springer No cabe duda que la realidad sencillamente supera la ficción, tal es el caso de estos hermanos nacidos en Ohio en 1939. Al nacer fueron separados y adoptados por distintas familias, pero increíblemente se reencontraron cuando tenían 39 años, descubriendo algo asombroso y aterrador a la vez: ambos se habían divorciado de una mujer llamada Linda y se habían vuelto a casar con otra mujer de nombre Betty y aunque claro que se trataba de distintas mujeres, misteriosamente las similitudes en sus vidas eran increíbles, pues además de eso, ambos eran buenísimos para dibujar, para la carpintería y hasta tenían un perro al que sin saberlo ambos bautizaron como Toy. ¿Maravilloso o perturbador? ¡Tú decides!

3. Ronald y Donald Anderson En 1993, la policía de Ventura, California arrestó a un hombre por golpear severamente a su esposa, pero sorprendentemente al revisar su record, se encontraron con la misteriosa noticia de que el tipo había sido arrestado días antes y ya se encontraba en prisión. La realidad es que Donald Anderson había encubierto a su hermano gemelo Ronald e incluso, esta no era la primera vez que lo hacia

. Todo comenzó cuando en los años setenta Ronald estaba por ser enviado al servicio militar en Corea pero días antes se arrepintió, fue entonces cuando Donald engaño a las autoridades usurpando el lugar de su hermano. Al ver que nadie los descubrió, los engaños continuaron y cada vez con delitos más macabros y escalofriantes.

Finalmente Ronald fue sentenciado a 14 años de prisión, pero Donald declaro que volvería a encubrir a su hermano, pues considera que él no es tan fuerte como para soportar una experiencia tan traumatica como estar en la cárcel. 2. Sabina y Úrsula Eriksson El caso de este par de gemelas suecas causó una enorme controversia a nivel internacional en mayo del 2008, luego de que un programa de la cadena británica BBC lograra grabar cómo estas mujeres se lanzaban a la autopista M6 de Inglaterra intentando suicidarse.

Loading...

 

La primera fue Úrsula, quien se arrojó bajo un camión que iba a 90 km km/h y segundos después su hermana Sabina se lanzó contra un carro. Increíblemente Úrsula solo sufrió solo unas fracturas, mientras que Sabina salió intacta, por lo que de inmediato fue encarcelada. Tras ser puesta en libertad, Sabina se dirigió a la calle en busca del hospital donde su hermana estaba internada, pero Horas después de estar vagando por la ciudad, le pidió ayuda a un hombre llamado Glenn Hollinshead, quien muy amablemente le ofreció asilo en su casa.

Esa noche, Sabina lo apuñaló brutalmente y con un martillo lo golpeo numerosas veces hasta dejar varias partes de su cuerpo casi desechas. Luego de su crimen, ella salió corriendo a tirarse por un puente de 40 metros de altura pero para su fortuna sólo se fracturó algunos huesos de las piernas. Sabina fue trasladada al hospital y condenada a 5 años de prisión por asesinato. Actualmente, nadie sabe dónde se encuentra este par de gemelas perversas, quienes muchos aseguran tienen pacto con el mismo diablo. 1. June y Jennifer Gibbons También conocidas como las “gemelas silenciosas”. Este par de hermanas nacieron en 1963 en la isla de Barbados.

Cuando eran apenas unas niñas, su padre quien era un piloto aviador de la Fuerza Aérea Británica tuvo que ser trasladado a Gales en el Reino Unido junto con toda su familia. Una vez ahí, las gemelas asistieron a una escuela, en donde al ser las únicas de color, fueron severamente discriminadas.

A raíz der esto, las niñas comenzaron a comunicarse entre ellas en un extraño lenguaje y se separaron del mundo por completo. Preocupados por lo sucedido sus padres las llevaron con diferentes médicos y psicologos, pero ninguno logro hacer que ellas se comunicaban en otro idioma que no fuera el que habían desarrollado.

Años después, sus padres las enviaron a colegios separados con la esperanza de que ambas lograran socializar y les regresara el habla, pero esto sólo empeoró la situación, pues ambas comenzaron a sufrir diversos trastornos de comportamiento y a mostrar mucha agresividad.

Consternados por lo sucedido sus padres no tuvieron más remedio que regresarlas a casa en donde estas chicas pasaron años perfeccionando su relación e incluso comenzaron robar, tratar de asfixiarse mutuamente e incluso provocar incendios, lo que provocó que fueran enviadas a un hospital psiquiátrico.

11 años después, mientras eran trasladadas a una clínica mucho más pequeña Jennifer estaba inconsciente pero dos horas después, los médicos la declararon muerta. Lo más perturbador es que cuando interrogaron a June sobre lo sucedido, ella comentó que Jennifer se había recargado sobre su hombro, tomando un último suspiro y dijo: ¨Por fin estamos fuera¨…

Loading...
Loading...

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *